V.T. Petit Chato

En la copa resaltan tanto la elegancia de los taninos, perfectamente bien pulidos, como la fruta. Con toques de cuero, en boca el vino es sedoso, goloso y con un final largo que pide un sorbo más y uno más.

También puede que te guste